Porque la palabra importa

Buenos Aires 373, 3B, Neuquén capital, ARG. | +54 (299) 4482270 |  103.7web@central.uncoma.edu.ar

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

2,007 total views, 3 views today


El juez Álvaro Meynet  determinó «la responsabilidad penal del acusado como autor del delito de incumplimiento de  los deberes de funcionario público».

Asimismo, dispuso «que la oficina judicial procesa a darle continuidad al trámite para el juicio sobre la pena».

El hecho por lo que se lo encuentra culpable ocurrió el 2 de abril de 2017 cuando una joven de 19 años se presentó en el Hospital de Cipolletti con un embarazo producto de una violación y ya había iniciado el proceso de aborto con pastillas. La mujer dio consentimiento para que se le interrumpa el embarazo tal como prevén las leyes. Sin embargo el ginecólogo, sin informarle de las consecuencias, le dio medicación le frenó el aborto en curso y la joven estuvo internada durante semanas en el área de Salud Mental hasta que le realizaron una cesárea.

Aquí el veredicto completo con los fundamentos generales a los que dió lectura el magistrado:

 


Tras escuchar el veredicto, el abogado del médico, Damián Torres, dijo que no esperaban esa definición, y aseguró que «seguirán peleando por lo que es justo». Adelantó que van a apelar la decisión del juez Meynet.

 


Por su parte, el propio acusado, Leandro Rodríguez Lastra, indicó que está «decepcionado» y que «confiaba en otro resultado».


En tanto, desde el Ministerio Público Fiscal Santiago Marquez Gauna resaltó que fue un «fallo técnico». «En este juicio no se juzga si estamos a favor o en contra del aborto, se juzga si una persona cumplió o no con las leyes de éste país», aclaró. Además, ofreció un reconocimiento al juez Álvaro Javier Meynet, «quien ha demostrado que es un hombre de derecho» y destacó el trabajo conjunto por parte de los fiscales.

 

 

A su turno, la fiscal Anabela Camporesi, quien trabajó desde un inicio con la víctima, agregó que «es un caso histórico, un hito». «Yo creo que ésto va a generar que se empiecen a hacer valer con mayor fuerza los derechos de las mujeres», reflexionó. Habló sobre el acompañamiento a la joven, quién en un inicio no podía hablar y, gracias a un trabajo de contención y generación de confianza, pudo declarar en el juicio. Remarcó que el veredicto va a generar «un precedente en materia de salud, quizá esto traiga como consecuencia que existan cada vez más médicos objetores, pero sin perjuicio de ello existe la ley».

 

 

En términos de proceso judicial, de aquí en adelante falta la audiencia de cesura, la imposición de pena y la redacción de la sentencia con los fundamentos completos. Mientras tanto, el médico Rodríguez Lasta seguirá ejerciendo «hasta que la pena adquiera firmeza y se terminen todos los recursos. Él sigue gozando del principio de inocencia. Todos los habitantes del suelo argentino son inocentes hasta tanto se declare lo contrario», aclaró el fiscal Marquez Gauna.

Deja un comentario

Cerrar menú