Porque la palabra importa

Buenos Aires 373, 3B, Neuquén capital, ARG. | +54 (299) 4482270 |  103.7web@central.uncoma.edu.ar

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

483 total views, 1 views today

Foto: rnma.org.ar

Este miércoles 7 de abril se desarrolló en el salón de AMUC (Buenos Aires 1600) otra audiencia del séptimo tramo del juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en la región en la causa conocida como La Escuelita.

En esta oportunidad el tribunal escuchó los testimonios de Silvia Tronelli, hermana de Mirta Tronelli, una de las víctimas que aún continúa desaparecida y de Nora Rivera, quien fuera secuestrada en junio de 1976 y que además pudo ver durante sus traslados a otras víctimas cuyos casos se tratan en este juicio como Gladys Sepúlveda, Élida Cifuentes (quienes ya dieron su testimonio) y Jorge Asenjo, que permanece desaparecido.

Silvia relató cómo el secuestro de su hermana hizo que deba interrumpir sus estudios universitarios en la Ciudad de Córdoba para regresar a Vista Alegre y ayudar a su familia a solventar los gastos de su padre, que desde el día del secuestro de Mirta viajó por todo el país siguiendo cualquier indicio sobre su posible paradero e incluso fue estafado por personas que le exigían dinero a cambio de informaciones que resultaron siempre falsas.

Por su parte, Nora Rivera contó las circunstancias de su detención, los interrogatorios y los traslados a los que fue sometida, como así también su liberación en las cercanías de la localidad de Hilario Ascasubi. Además, relató su encuentro con Darío Altomaro y Eduardo París, a quienes no conocía, en la comisaría de Médanos en provincia de buenos aires, donde habían llegado en la misma condición que ella, liberados del secuestro a la vera de una ruta en el medio del campo.

Las audiencias continuarán el próximo miércoles.

Deja un comentario

Cerrar menú