Porque la palabra importa

Buenos Aires 373, 3B, Neuquén capital, ARG. | +54 (299) 4482270 |  103.7web@central.uncoma.edu.ar

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

1,869 total views, 1 views today

 

El fundador de la Cooperativa Consumidores Libres insistió en que el mayor problema en la Argentina es no poner en funcionamiento un observatorio que marque cuál es «el eslabón de la cadena» en los productos alimenticios que provocan los aumentos. Según el último trabajo realizado por la entidad, en lo que va de noviembre hay 21 precios de productos de la canasta básica que subieron un 1.29%», acumulando un 46,16% desde el 1 de enero de 2021. En tanto, destacó que, si bien siguen registrando las alzas, van disminuyendo los porcentajes de incremento.

 

 

Al ser consultado sobre el programa de control de precios, Polino destacó que se tienen que aplicar otras leyes que ya existen. Un ejemplo es la que que crea el Observatorio de Precios, aprobada por el Congreso hace siete años y que permite «ver los abusos y actuar rápidamente para restaurar la normalidad». Por otro lado, una herramienta para el gobierno también sería la Ley anti-monopolio, en defensa de la competencia. En ambos casos, criticó que con estas herramientas disponibles el Estado no las utiliza o reglamenta.

 

 

El fundador de la Cooperativa de Consumidores Libres remarcó que los principales problemas son aquellos comerciantes que dolarizan sus productos, o que aplican aumentos sin justificación. «Por supuesto que les cabe una sanción a esas empresas que aumentaron ‘por las dudas'» dijo. Finalmente, pidió que funcionen correctamente las instituciones, para que los usuarios no dependan del gobierno de turno. Recordó que, desde que se creó con la reforma constitucional de 1994, nunca designaron un Defensor del Pueblo de la Nación. Una figura que tendría la independencia y poder para controlar muchas de estas faltas.

 

Deja un comentario

Cerrar menú