Porque la palabra importa

Buenos Aires 373, 3B, Neuquén capital, ARG. | +54 (299) 4482270 |  103.7web@central.uncoma.edu.ar

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

1,261 total views, 1 views today

Foto: Santiago Amillano

 

Este 24 de marzo, en el Día Nacional por la Memoria, la Verdad y la Justicia, una masiva marcha recorrió las calles del centro de la ciudad, luego de dos años de actividades conmemorativas en forma virtual producto de la pandemia por Covid-19.

La emoción del retorno a las calles y el encuentro entre amigas, conocidos y familiares se sintió en el ambiente al ritmo de los bombos y cánticos de las columnas de organismos de derechos humanos, organizaciones feministas, movimientos sociales, partidos políticos y sindicatos.

Al término del recorrido, un escenario esperaba en la esquina del monumento a San Martín, donde pasadas las 20 horas las Madres de Plaza de Mayo de Alto Valle y Neuquén abrieron el micrófono.

«Acá nos unimos todos los colores porque tenemos que defender la justicia, porque los desaparecidos, porque faltan jóvenes que no sabemos qué pasa, no sabemos quién los llevó, no sabemos quién los mató», dijo Inés Ragni emocionada por la cantidad de personas que concurrieron a la movilización.

«Esos asesinos no pagan con la cárcel lo que hicieron, pero no importa: Acá está el relevo de las Madres, todos esos jóvenes que quieren saber quién dice la verdad, si los asesinos o las Madres que hemos parido 30.000», agregó Ragni

A su turno, Lolín Rigoni, también muy emocionada por la respuesta del pueblo neuquino a la convocatoria de los organismos de derechos humanos, habló de la necesidad de continuar relantándo la historia y remarcó: «Ahora el compromiso es educar» para que «los niños empiecen a comprender porqué hoy, un 24 de marzo, tanta gente está en la calle».

«Una joven recién se acercó al escenario con un atuendo hermosísimo que decía ‘cultivemos la memoria‘, y yo creo que sin saberlo ella ha hecho lo que hemos hecho nosotros. Hemos sembrado, pero ahora les toca a todos cultivar la memoria», concluyó Rigoni.

Deja un comentario

Cerrar menú