Porque la palabra importa

Buenos Aires 373, 3B, Neuquén capital, ARG. | +54 (299) 4482270 |  103.7web@central.uncoma.edu.ar

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

90 total views, 1 views today

 

Así lo afirmó Florencia Romero, integrante del equipo de atención de la Línea 148 (dispositivo del Estado provincial que atiende diferentes situaciones de violencia). La consultamos a raiz del femicidio de Laura Cielo López, y tras la multitudinaria marcha de ayer en la ciudad de Plottier.

«Es una situación que moviliza mucho y te lleva a pensar en la tarea diaria, en cómo seguir estando a la altura de la demanda de la sociedad».  En ese sentido, agregó: «Estamos frente a movimientos de mujeres que ya no se callan, que ya no solamente piden justicia, sino también cambios culturales. Entonces se piensa la intervención en distintos planos y como aportar a esto que va demandando la realidad».

Romero detalló que desde la creación del dispositivo (en diciembre del 2016) atendieron 6.000 situaciones, de las cuáles alrededor de mil fueron de riesgo. Es decir, cuando la persona llama en un momento donde corre riesgo su vida, su integridad física o psíquica.

Además, explicó que hay acompañamientos que se extienden por días o años.

Destacó que después de un hecho de impacto social la gente llama y consulta, empiezan a «desnaturalizar lo que van viviendo» y relató que las personas comienzan a animarse a pedir ayuda.

La Línea 148 recibe denuncias, pero también otorga información. El dispositivo atiende a la persona implicada, así como un familiar o conocido que quiera ayudar a otra u otro.

 

 

Deja un comentario

Cerrar menú