Porque la palabra importa

Buenos Aires 373, 3B, Neuquén capital, ARG. | +54 (299) 4482270 |  103.7web@central.uncoma.edu.ar

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

2,467 total views, 1 views today

María de los Ángeles Galeazzi, jefa del servicio Informativo de radio Universidad Calf, pudo por fin retornar a su casa después de 24 días de espera varada en Costa Rica. La cancelación de todos los vuelos de regreso, por la expansión de la pandemia por COVID-19, le impidió regresar de sus vacaciones el 20 de marzo, tal como tenía planeado.

La periodista relató las múltiples situaciones que tuvo que atravesar junto con su Compañero Matias, durante el viaje de vuelta a Neuquén.

Todo comenzó el pasado martes, cuando les avisaron desde Cancillería que saldría un avión y que tenían lugares asignados para ese vuelo. El día indicado, viernes 10 de abril, en el aeropuerto de San José les hicieron el primer chequeo médico antes de subir al avión. Pasadas 12 horas arribaron al aeropuerto de Ezeiza (Buenos Aires), donde les realizaron el segundo chequeo de salud.

Ahí mismo donde se bajaron del avión debieron esperar 5 horas a que llegara otro vuelo de repatriados ya que, a partir de allí, los agruparían en colectivos de larga distancia para llevarlos a sus respectivas provincias. «Cuando llegamos al colectivo era un minibús sin baño, ese fue el primer inconveniente», describió Galeazzi, quien además detalló que el viaje sería por demás largo, ya que debía realizar paradas intermedias donde se irían bajando los pasajeros.

A pocos kilómetros, el minibús se averió y debieron esperar el reemplazo durante 13 horas en una estación de servicio en la localidad de Tres Arroyos. «Fuimos el revuelo del pueblo», dijo la periodista y agregó: «hasta nos fumigaron». En ese momento, le sirvió recordar junto a otra pasajera que «estar lejos es una desolación tremenda», y supo que el sólo hecho de pisar suelo argentino la aliviaba para aguantar el resto del trayecto.

Pero la historia no terminaba ahí, todavía faltaba que en la provincia de La Pampa «por orden el Gobernador» no los dejaran «ni siquiera bajar a hacer pis al costado de la ruta». Siguieron…

El domingo 12 de abril bajaron del colectivo en la terminal de Neuquén, donde les hicieron el tercer chequeo y les solicitaron que firmen una declaración jurada donde se comprometieron a cumplir con el Aislamiento obligatorio por 14 días. No pueden ni abrir la puerta para recibir los mandados, pero María y Matías ya están en su hogar.

 

Esta entrada tiene un comentario

  1. Que bueno que a partir de ahora, el asunto sea anecdótico. Una excelente profesional. Bienvenida a casa.

Deja un comentario

Cerrar menú