Porque la palabra importa

Buenos Aires 373, 3B, Neuquén capital, ARG. | +54 (299) 4482270 |  103.7web@central.uncoma.edu.ar

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

1,784 total views, 1 views today

Rodrigo Arangua 

En la madrugada del 20 de diciembre de 198924.000 soldados estadounidenses se lanzaron sobre Panamá. Fue su mayor operación militar desde la guerra de Vietnam, a un mes de la caída del Muro de Berlín, y la vigésima ocupación a Panamá desde 1856.

Panamá 30 años después, memorias y sombras de la invasión estadounidense. Informe del programa Bajo un Cielo Rojo Sangre.


En la madrugada de ese 20 de Diciembre de 1989, Gilma Gloria Camargo, como muchos jóvenes panameños, estaba estudiando en Estados Unidos y siguió con angustia las noticias de la invasión a su país. Viajó a Panamá en cuanto pudo y con otros jóvenes abogados comenzó a trabajar con las víctimas, los que habían perdido sus familiares, sus hogares, sus trabajos, en el brutal ataque del Ejército estadounidense.

Casi 30 años después, y tras una incansable tarea de recolección de datos y testimonios dolorosos, Gilma Camargo consiguió uno de los grandes triunfos de América Latina contra la prepotencia imperial estadounidense.  La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) concluyó que la invasión de EEUU cometió violaciones a los derechos a la vida, la libertad, la seguridad e integridad de las personas, así como el derecho a la propiedad y de protección a la infancia. Un histórico fallo para una invasión despiadada y largamente acallada en los medios y en la memoria política.

En declaraciones a Bajo un Cielo Rojo Sangre, la abogada recalcó que la tanto la resolución como las implementación de las compensaciones económicas, es un precedente importante para que en otros países se presenten reclamos similares.

Deja un comentario

Cerrar menú