Porque la palabra importa

Buenos Aires 373, 3B, Neuquén capital, ARG. | +54 (299) 4482270 |  103.7web@central.uncoma.edu.ar

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

1,745 total views, 1 views today

Foto: laizquierdadiario.com

 

Por primera vez en Neuquén se trata la violencia sexual como delito autónomo en el marco del séptimo tramo del juicio a represores denominado «La Escuelita VII», en el que se juzgan delitos de lesa humanidad cometidos en la región durante la última dictadura cívico militar.

Desde la querella de la APDH presentaron ante el tribunal, que deberá decidir si acusa por violación a los jefes militares, el testimonio de las especialistas en temas de género María Sonderéguer y Rita Segato.

En la primera columna sobre género del programa La Banda Ancha, María de los Ángeles Galeazzi compartió un informe con sus testimonios.

María Sonderéguer es docente investigadora de la Universidad Nacional de Quilmes y referente en los estudios de género, memoria y derechos humanos. Realizó una diplomatura en Estudios Avanzados de Sociedades Latinoamericanas en la Universidad de la Sorbona, París. Expuso como testigo experta en el juicio del pozo de Quilmes por sus investigaciones sobre los delitos sexuales en el marco del terrorismo de estado.

La especialista planteó que hay una práctica persistente en éste tipo de agresión y definió que se trata de una ampliación de la tortura y la violencia hacia las mujeres.


Además, Sonderéguer definió a la violación como un modo de dominación, disciplinamiento y un “acto domesticador” por el control físico y moral de las víctimas.

 

Rita Segato, es escritora, antropóloga y activista feminista argentina, residente en Brasilia. En su declaración explicó que en el siglo XX las agresiones sexuales y las violaciones son como un método de guerra, una forma barata y fácil de vencer al frente enemigo.

Además, indicó que los cuerpos de las mujeres no son daños colaterales, sino que son una forma de hacer las guerras. Seguido, agregó que los cuerpos son los campos de batalla y su apropiación es parte de la apropiación de territorios.


Segato también definió al método de profanación de los cuerpos como arma de guerra y habló sobre las nuevas formas en que éstas se llevan a cabo. Asimismo, definió esta práctica como formas “paraestatales” para hacer la guerra.


Por otro lado, Segato explicó porque éste método de guerra es tan exitoso. Habló sobre la programación de los agentes represores estatales y los sectores mafiosos que utilizan éste entrenamiento y dio ejemplos de situaciones que se replican en países de América Latina.


Por último, explicó la diferencia entre crímenes sexuales y tortura sexual en el contexto de guerra. Indicó que no se trata de  crímenes sexuales, sino que son crímenes “por medios sexuales”.

 

 

Deja un comentario

Cerrar menú